Calendario del embarazo

Semana 29 del embarazo

El bebé

Esta semana es una fecha importante en el desarrollo cerebral del bebé, ya que su cerebro ha madurado tanto que puede regular su temperatura corporal. Por supuesto, el bebé todavía necesita el calor del cuerpo de su madre para mantenerse caliente hasta el que nazca.

Se sigue desarrollando células nerviosas del cerebro. Al nacer, tendrá cientos de miles de millones de ellas, que aunque parezcan muchas, se debe recordar que no se crearán más después de nacer.

Con cada semana que pasa el feto parece cada vez más a un bebé preparado para nacer. Está engordando bien, aunque pese a la acumulación de grasa, el pequeño todavía es delgado: sólo es grasa un 2% ó 3% de los 1,2 kilogramos que pesa esta semana.

Esta grasa también favorece que la superficie de su piel sea más lisa y pálida, siendo muy importante para su capacidad de conservar el calor.

La mujer

Sólo quedan 11 semanas para tener a su hijo en los brazos. Los tres meses siguientes serán la etapa de mayor engorde para el bebé y también para usted. En este último trimestre puede que engorde unos 5 kg. Es común engordar medio kilo de media por semana, pero depende mucho de la mujer.

Los calambres son comunes en durante el embarazo, llegando incluso a despertarla estando dormida. No todas las mujeres los tienen. Los expertos no saben con seguridad qué los produce: algunos aseguran que suceden por culpa del aumento de peso y otros que son consecuencia de una carencia de calcio o potasio. También puede ser debidos a la presión que ejerce el útero sobre los nervios que van a las piernas.

Para que se pase el calambre, lo mejor es estirar la pierna con suavidad, flexionando el pie y estirando los dedos hacia usted. También puede ser bueno hacer estiramientos durante el día y justo antes de irse a la cama. Asegúrese de consumir alimentos ricos en calcio (lo mejor son los productos lácteos), así como los que contienen gran cantidad de potasio, (plátanos).

Conforme se acerque el día del parto, es normal sentir curiosidad hacia las técnicas que se usan durante el parto. Una de ellas es la episiotomía, que es una pequeña incisión quirúrgica que se practica en los tejidos del suelo perineal para agrandar la abertura vaginal y ayudar al bebé a nacer más fácilmente.

Debe saber que es voluntaria y que existen otras técnicas que la evitan. Existen muchas posturas diferentes sobre su utilidad, variando mucho el porcentaje según el país, (Holanda, por ejemplo, registra un porcentaje de episiotomías del 8 por ciento. En algunas regiones europeas, el índice es del 6 por ciento, mientras que en otras es del cien por cien). Es conveniente conocer todas las consecuencias de su realización, existiendo mucha documentación sobre ello. Entre otras la páginas web: www.episiotomia.info

Según la OMS, los últimos estudios realizados demuestran que la episiotomía es necesaria solamente en un pequeño porcentaje de casos. Para el resto, no tiene beneficio alguno; sino que constituye una de las causas más frecuentes de hemorragia e infección posparto; incrementando notablemente las probabilidades de sufrir un desgarro anal importante y debilitando los músculos perineales, favoreciendo posteriores trastornos como incontinencias y prolapsos.

El doctor Wagner, durante muchos años director del departamento de salud materno-infantil de la OMS, la califica de «mutilación genital»:

El corte para abrir la vagina durante el parto (episiotomía) nunca es necesario en más del 20 por ciento de los casos, y la ciencia ha constatado que causa dolor, aumenta el sangrado y provoca más disfunciones sexuales. Por todas estas razones, realizar demasiadas episiotomías ha sido correctamente etiquetado como una forma de mutilación genital en la mujer. El índice de episiotomías del 89 por ciento en España constituye un escándalo y una tragedia.