Calendario del embarazo

Semana 32 del embarazo

El bebé

Durante esta semana el bebé puede colocarse cabeza hacia abajo o posición vértice. Con suerte, se quedará así hasta el parto. Pero puede cambiar de posición varias veces antes de nacer. A veces parece que se hace sitio a empujones para colocarse, sobre todo si lo hace al final del embarazo.

El cambio de posición durante esta semana, sucede porque, la cantidad de líquido amniótico que hay en el útero (litro y medio más o menos) es perfecta para que el bebé se coloque boca abajo fácilmente. Durante las ocho semanas que quedan, irá disminuyendo en proporción al aumento de tamaño del bebé.

El feto mide unos 45 centímetros de largo totalmente estirado y pesa entre kilo y medio y dos kilos.

La mujer

Conforme vaya creciendo el bebé, notará sus codos o sus pies golpeándole las costillas. No es muy agradable, y si le molesta pruebe a tumbarse de costado o a cambiar de posición para animar al bebé a moverse.

Estos días puede que tenga una sensación de torpeza, tropezando con sus propios pies, con las mesas… Se debe a la unión de dos factores, el aflojamiento de sus articulaciones y el desplazamiento de su centro de gravedad. No se puede hacer gran cosa, a parte de llevar zapatos planos o andar más despacio y con cuidado.

Las clases de preparación para el parto estarán a punto de comenzar. En ellas le explicarán las fases del parto, las técnicas de atenuación del dolor, los fármacos disponibles y los procedimientos hospitalarios habituales. Es bueno participar activamente en las clases: haga preguntas y hable con libertad de sus esperanzas y sus miedos.

La pareja también debe participar, para que esté igual de preparado que usted cuando llegue el momento y esté en condiciones de prestarle todo su apoyo. Si no es la primera vez que da a luz, puede ser conveniente repetir las clases para refrescar sus conocimientos y mantenerse en buena forma.

Esta semana es bueno visitar el hospital donde dará a luz. Si asiste a clases de preparto organizadas por el hospital, es probable que esta visita ya esté incluida, así que asegúrese primero.

La visita consiste en ver las salas de parto y postparto, a parte le explicarán los trámites de admisión. Saber que hacer, a quién llamar y dónde ir con antelación evita nervios de última hora.

También es bueno aprenderse un par de itinerarios para llegar al hospital. Como seguramente usted no podrá conducir, es bueno realizar esta tarea junto con el padre, o la persona que vaya a estar a su lado. Si el gran día hubiese algún atasco inesperado, estarán conocerá un itinerario alternativo.

Saber estás cosas, ayudarán a que estar más tranquilos.

Lógicamente al practicar el sexo se ha quedado embarazada. Al tener dentro al bebé, algunas parejas piensan que no pueden seguir practicándolo. El útero se contrae suavemente durante el orgasmo, pero no entraña ningún peligro, ni son señales de parto.