Calendario del embarazo

Semana 33 del embarazo

El bebé

El cerebro del bebé prosigue su rápido desarrollo, teniendo los cinco sentidos ya en funcionamiento. Puede ver el mundo líquido que le rodea, saborear el líquido amniótico que traga, sentir el tacto del dedo que chupa, y oír el corazón y la voz de su madre. En el saco amniótico no hay aire que le lleve olores, pero si lo hubiera, también podría olerlos.

Debido al gran desarrollo cerebral experimentado en esta última semana, la circunferencia craneal del bebé ha aumentado en los últimos días casi 1,25 centímetros.

El bebe tiene sus máximas necesidades de grasa y proteínas durante las siguientes semanas, por lo que debe comer más que nunca de manera equilibrada. El feto mide más de 40 centímetros y pesa más de 1,8 kg. A lo largo de las 7 semanas que le quedan duplicará su peso.

La mujer

Durante las siguientes semanas también engordará usted, casi medio kilo a la semana. Aunque pese más de lo que esperaba, no trate de evitar engordar, siempre que el pediatra no le aconseje lo contrario. El bebé necesita ese peso extra, por lo que ya habrá tiempo para perder peso cuando nazca.

Puede que le salga líquido de los senos según se acerque el día del parto. Es el calostro y es la 'primera leche', es decir, es el primer alimento del bebé si opta por la lactancia materna.

Muchas mujeres embarazadas padecen el síndrome del túnel carpiano, caracterizado por una hinchazón de los nervios de las muñecas. Los síntomas son tener las muñecas y los dedos de las manos doloridos o entumecidos.

Normalmente, este problema tiene su origen en un movimiento repetitivo, como escribir a ordenador, pero en el caso del embarazo la culpa es de la retención de líquidos.

Igual que los pies y los tobillos, también se llena de líquido el túnel carpiano, el tubo por el que pasan los nervios de la muñeca a los dedos. Al llenarse de líquido presiona los nervios. Lo más normal es que el dolor y la hinchazón desaparezcan después del parto.

De todas maneras puede seguir estos consejos si le molesta mucho. Si es durante la noche, lo mejor es cambiar de posición para evitar presionar las manos o las muñecas. Llevar una muñequera, ayuda a mantener la muñeca extendida.

Si es posible, reduzca los movimientos repetitivos, como escribir a ordenador.

Si es muy molesto y no logra aliviar el dolor con estas medidas consulte con su médico.