Semana 9 Embarazo

Semana 9 de embarazo

El bebé en la novena semana de embarazo

El embrión pasa a recibir de manera oficial el nombre de feto, es decir ahora ya no se formarán órganos o tejidos nuevos, sino que se produce la maduración de los ya existentes.

El rabito del final de lo que será la columna ya ha desaparecido totalmente y comienza a tener más forma de cuerpo, gracias en parte al alargamiento y enderezamiento de la zona del tronco. El feto mide unos 2,5 centímetros de longitud esta semana.

Los brazos y piernas viven un momento importante. Las piernas han crecido, comenzando a brotar lo que en un futuro serán los dedos de los pies. También los brazos se han alargado, comenzando a doblarse por el codo. Las manos comienzan a tener una estructura básica, con los dedos diferenciados.

El abdomen empieza a desarrollarse, empezando a formarse las estructuras que formarán el hígado, la vesícula biliar, el bazo y la glándula suprarrenal.

El feto comienza a moverse, incluso en respuesta a estímulos externos al cuerpo de su madre, como la luz y el ruido. Pero no se sentirán esos movimientos hasta bien entrado el segundo trimestre de gestación.

La mujer en la novena semana de embarazo

Seguramente habr√° notado cambios en sus senos: habr√°n aumentado de tama√Īo y peso, siendo m√°s sensibles al tacto. Conforme pase el embarazo los pechos seguir√°n creciendo, pero la sensibilidad remitir√° normalmente hacia el final del cuarto mes. Puede que comiencen a aparecer peque√Īos bultitos blancos en sus areolas (las zonas oscuras que rodean los pezones). No se asuste, reciben el nombre de ‘tub√©rculos de Montgomery’, unas gl√°ndulas que generan aceites que mantienen los pezones lubricados cuando comienza la lactancia.

Si antes del embarazo no realizaba ning√ļn deporte, es recomendable comenzar una actividad que pueda mantener con seguridad durante el resto del embarazo. Posibles opciones son la nataci√≥n, pasear o el yoga. Muchos expertos consideran que la nataci√≥n es el mejor ejercicio que pueden hacer las mujeres embarazadas. Aparte de la actividad cardiovascular que se realiza, es un deporte suave para las articulaciones, ya que son m√°s propensas a las lesiones durante el embarazo. Esto se debe a que la hormona relaxina afloja las articulaciones para que la pelvis pueda dilatarse durante el parto; por lo que, hay que evitar ejercicios que generen una tensi√≥n excesiva sobre las articulaciones, como tratar de tocarse los dedos de los pies.

Comer queso aumenta el cociente de calcio, pero se deben prescindir de los quesos blandos sin pasteurizar y de los quesos con vetas azules, como el Brie durante el embarazo. As√≠ mismo de los quesos poco curados, ya que pueden tener una bacteria llamada ‘listeria’, que puede ser perjudicial para el feto.


Descubre tu Embarazo Semana a Semana

04050607080910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
32333435363738
3940
  •  Primer Trimestre 
  •  Segundo Trimestre 
  •  Tercer Trimestre